Sempiterna

Volcarme,

nuevamente,

y esta vez, fluir:

amorfa,

imperfecta,

imperturbable,

violenta.

Liberar el vórtice en mi garganta

sin domar su viveza,

sin apaciguar su impulso,

sin cuestionar la arcada

que antecede al vómito;

sin fingir inapetencia,

sin suprimir la angustia

que extirpa el dolor,

sin decorar su desproporción,

sin alterar la sustancia

que le descompone y fatiga,

que le impulsa y mueve

lejos de mí, fuera de mí, más allá.

Tumbarme, nuevamente,

y esta vez, dormir:

liviana,

volátil,

sublime,

abstracta,

perfecta.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.