Prólogo bisiesto

Perdí el hilo de las publicaciones en el vacío inhóspito de los borradores incompletos: la excusa ha sido el laberinto, y no sentir más que necesito intuir su dirección. Me siguen nuevos pasos que dejo marquen el ritmo, mientras trafico cariño entre esquinas curvas y autopistas a ninguna parte. Inmaterial, pero reduzco a polvo mi … Continúa leyendo Prólogo bisiesto

Lamentaciones de Proteo

Fue genuina su curiosidad, cuando intrigado preguntó quién es Dorian y por qué escondía su retrato. Ah… Es de mal gusto mencionar a Wilde antes de dormir, pero… Buscaba en los estantes un ejemplar que compartir, cuando su mano atrapó al vuelo una Antología de Buesa. ¿Qué haces, niño? ¿No respetas? Rescatando de sus manos … Continúa leyendo Lamentaciones de Proteo

¡Salud!

Por falta de tiempo, me digo y me miento. Sencillo, pero convincente; no temo admitirlo, incluso, podría gritarlo: ¡me miento y soy buena en ello! Un día no me alcanza cuando entrelazo excusas en mi cabeza. Carezco de fuerza para serme honesta, ¿o será la costumbre? Elijo. Elijo determinación, cuando anticipo compañía; elijo compañía cuando … Continúa leyendo ¡Salud!

Fuego Fatuo

Todo cabe en este vacío gris donde gravitan ideas desordenadas, donde la esperanza evapora ganas al calor de mi propio cuerpo, donde las fuerzas mudas de lo placentero reconstruyen por sí solas momentos hasta volverlos accesibles. Qué fácil engañarnos cuando el placer mudo, egoísta y solitario endulza lo amargo, eso imposible de reconstruir: la tibieza … Continúa leyendo Fuego Fatuo

Bisectriz

Anoche se sentó a mi vera un niñato y me preguntó: “¿fuiste feliz de niña?”; yo, sin alzar la vista, respondí: “¿quién no?”. A mi madre le gusta contar que nací con los ojos abiertos y no lloré, pero mi primer recuerdo es una falda larga con un enorme rosario de madera colgando a ras … Continúa leyendo Bisectriz

Dafne

Buscando una razón para quedarme, encontré plusvalor en irme. Sentada con mi gata hecha un ovillo sobre la falda, disfruto los breves lapsos de silencio; mientras, a la distancia, despuntan los últimos rayos del día. No hay paz, pero sí la armonía de una prosa malsonante y el sentimiento de no sentir ya más amor … Continúa leyendo Dafne

Idiosincrasia

Caminé al filo de la noche por las sucias calles del barrio, y fui el estrépito de un manojo de llaves chocando entre sí. Me perdí en el umbral azul de una puerta, casi al final del bloque, y fui el cerrojo del portón custodiando mi estadía. Una mano extendida me guió al interior, y … Continúa leyendo Idiosincrasia

Diciembre

Familia es una palabra muy dura: cáscara de nuez, hueca y primitiva, que endulza con sabores, olores y sonidos complots anuales. Recuerdo que tropecé con un gato en una fiesta y el aro en su boca me atormentó por semanas; que en nuestra primera cita, bromeó sobre una invasión de ratas en su auto y … Continúa leyendo Diciembre

Nielado

Hace unos años, en la ciudad de Toledo, observé a un damasquinador incrustar doradas hojas de acanto sobre una plaquita de hierro. Expuesto como langosta de supermercado, el artesano se sometía a las curiosas miradas de los transeúntes sin perderle la pista al oro toledano, al martillo o al cincel. La técnica, increíblemente antigua, consiste … Continúa leyendo Nielado