Autómata

Abuela solía contarme que mi abuelo, joven entonces, frecuentaba una barra cercana a la casa después del trabajo. Caída la tarde, regalaba vellones a unos niños del vecindario para que se colaran en el bar y programaran en la vellonera una balada, que reconocida por él al escucharla, le advertía era hora de volver a … Continúa leyendo Autómata

Collage

No todas las tardes son material de escritura. El control de calidad lo manejan despreciables pajaritos zurcando diurnas fases REM. No escatiman en detalles ni escenarios, ¿para qué? Si anidan al despertar y emigran cuando todo sigue igual, huyendo al país donde hay cena para dos y mejor selección musical. Libre de elegir, elijo mi … Continúa leyendo Collage

Epónime

Si vas a inventarme, hazlo con delicadeza. Abre caminos con tus manos, guiado por las curvas de mis piernas; desliza tu aliento cálido por el oscuro pasadizo entre ellas, y esconde un beso a ras de mi ombligo; cruza como un vendaval las constelaciones de mis pecas, riza mis cabellos con tus dedos hasta atraparme; … Continúa leyendo Epónime

Eustrés

Vivir es morir continuamente. Un mal giro del destino, dos tropiezos con la misma piedra, tres “no sé ” superficiales, cuatro amantes en fuga, cinco años de mala suerte, seis besos pendientes y siete vidas mal gastadas, todo apunta a – en sus propias palabras – jazz y whisky. Maquillarme para salir, medir el ruedo … Continúa leyendo Eustrés

Ubuntu

Rayando el sol las 10:00, libre el día de entradas y salidas, llegué al Café, un poco más dormida de lo normal. En la puerta, una corona disimulaba vanidosa su sello IKEA junto a una pequeña vela plástica aún apagada. Mi cerebro disparó sin apuntar: ¿Navidad?; y, ya abiertas las puertas de par en par, … Continúa leyendo Ubuntu

Vis a Vis

Nadie me vio cruzar la avenida esta mañana. Cerré los ojos e intuí: un carril, dos carriles y el inverso del autobús. Todos los domingos me apetece tentar a la suerte, en especial cuando el viento de la miseria pronostica malas rachas. Colecciono aventuras imaginadas, secretos imperdonables y, es verdad: cuanto más digo más callo; … Continúa leyendo Vis a Vis

In extrema

Una noche, escondí en su solapa un par de lágrimas alegres. Las dejé allí, en secreto, para que le acompañaran a donde fuese, sin mí o por mí, con sí o con ella, por ella o por sí. Confieso que escaparon de mis pupilas descarriladas por el impacto: hice parapente en su abrazo, a más … Continúa leyendo In extrema

Sempiterna

Volcarme, nuevamente, y esta vez, fluir: amorfa, imperfecta, imperturbable, violenta. Liberar el vórtice en mi garganta sin domar su viveza, sin apaciguar su impulso, sin cuestionar la arcada que antecede al vómito; sin fingir inapetencia, sin suprimir la angustia que extirpa el dolor, sin decorar su desproporción, sin alterar la sustancia que le descompone y … Continúa leyendo Sempiterna